Las ballenas – Ballena Franca Austral

La Ballena Franca Austral

Avistamiento de Ballenas en Punta del Este

 

Entrada la primavera en el hemisferio sur de América, Espacio Vida SEN, en Uruguay, encuentra un grupo de ballenas del tipo conocido como Ballena Franca Austral muy cerca de la costa del estuario llamado “Río de la Plata”.

En la orilla hay un grupo de jóvenes estudiantes que, acompañado por sus profesores, disfrutaba del azul profundo de las aguas, que ofrecía un espectáculo singular por la cercanía de los cetáceos.

Dialogamos con Fabricio Luraschi, profesor de música, a cargo de la coordinación de un nuevo proyecto de observación de cetáceos, muy peculiar.

Junto a estudiantes y otros profesores de diversas disciplinas llegaron a la costa de Punta del Este a observar la Ballena Franca Austral. También los acompañó la ONG Aguará Popé, dedicada a la educación en temas ambientales.

………………………………………………………………………….

El grupo de estuudiantes emitía sonidos con instrumentos improvisados, principalmente de percusión, dejando como resultado que las ballenas se aproximaran visiblemente al grupo y permanecieran próximas a la costa, mientras que al son de los tambores se producía esta curiosa forma de comunicación entre la ballena franca austral y los hombres.

Se vieron aletas laterales y vaporizaciones de agua en forma de V emergiendo del agua. Esto identifica a la ballena franca austral de las otras especies de cetáceos, al igual que sus cabezas, con formaciones callosas.

En ese momento nos invadio una hermosa sensación de alegría por la notable experiencia que compartíamos aquéllos que participamos de este proyecto tan bonito (en nuestro caso apenas como atendentes).

………………………………………………………………………….

Un espacio se vuelve saludable cuando retorna al equilibrio.

Durante muchos años varias especies de cetáceos llegaban a las costas de Maldonado y de Rocha para cortejarse, copular y gestar a sus crías que al nacer seguirían un plan de amamantamiento y aprendizaje a cargo de la madre ballena franca ausral; a veces en colaboración con otras de su especie.

Con la llegada de barcos pesqueros, la matanza fue masiva y la Isla Gorriti se usó como base de factoría para obtener el aceite de ballena. Así se iluminaría “Villa Ituzaingó”, que más tarde cambiaría su nombre a Punta del Este (para muchos, el balneario más sofisticado de América del Sur).

¡La vida de la Ballena Franca Austral puede llegar a 150 o 160 años! Y existen la convicción entre los expertos que en ocasiones pueden superar esta edad.

Sin embargo, la cercanía de barcos, la caza, la contaminación sonora, así como la exploración petrolera que produce sonidos de baja frecuencia, ha disminuido sensiblemente la población de la Ballena Franca Austral, peligrando su existencia y la salud del ecosistema marino.

Como medida de conservación se ha declarado a la zona del sur del Brasil y las costas del Atlántico Sur de Uruguay como Santuario de ballenas y de delfines.

Con este tipo de medidas de carácter legal, así como a la educación y sensibilización por el cuidado de la naturaleza, cada año es posible avistar mayor cantidad de estos seres marinos, en reproducción, gestación, parto y crianza.

La ballena franca austral contribuye con en mantener el equilibrio de oxígeno en el planeta y de uno de los ecosistemas de mayor extensión.

La ballena franca austral también es un mamífero curioso que nos observa a nosotros los seres humanos. Tienen gran tamaño, fuerza, destreza en sus saltos y juegos, cortejos, belleza y vitalidad.

Especies de cetáceos y humanos, tuvieron comunicación y curiosidad:

Mediante la respetuosa observación de este mundo rico y diverso, un grupo de estudiantes y de profesores atrajo desde la playa y con sus voces de alegría a las miradas de los ojos del mar.

Autora: Nubia Rivero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *