Dinamica Costera y Formacion de Dunas

Las Dunas y la Dinámica Costera

La costa es el límite donde el mar hace su encuentro con el continente. En esta zona existe una multiplicidad de interacciones entre diferentes elementos que confluyen y van moldeando  los más diversos paisajes a lo largo y ancho de todo el planeta. Estos lugares son sumamente cambiantes ya que en ellos las fuerzas de la naturaleza actúan movilizando y concentrando mucha energía.

Debido a sus características estas zonas se encuentran en un continuo equilibrio dinámico que se establece entre los elementos que interactúan. Para que este frágil equilibrio se establezca es necesario comprender que los diferentes elementos que la integran y que se han ido formando en el transcurso de milenios, deben continuar presentes para garantizar que la costa mantenga esta dinámica de equilibrio.

Esta dinámica se establece cuando las diferentes fuerzas actúan transportando materiales, por momento en forma erosiva y en otros de forma constructiva.

Lamentablemente, por desconocimiento, en  la mayoría de los paisajes costeros donde la urbanización ha tomado contacto se han ido eliminando uno o varios factores indispensables para que este equilibrio se mantenga. De este modo van dejando como consecuencia un acelerado proceso de erosión, eliminando la posibilidad de construcción que naturalmente se había establecido para ese entorno; y perdiendo o degradando no solo paisajes, sino el hábitat que alberga un ecosistema diverso.

Parte de estas modificaciones impuestas por el hombre no solo han tenido consecuencias dañinas para el medioambiente, sino que también la degradación que se produce hace que a largo plazo extensas

zonas turísticas dejen de tener interés, o que la capacidad de algunas playas por perdida de arena se vean reducidas drásticamente.

En algunos lugares las pérdidas en este sentido son continuas, ya sea por la necesaria reparación de ramblas costeras, o por la continua remoción de dunas que bloquean la circulación.

Paradójicamente, esas majestuosas inversiones de dinero que garantizaban el disfrute de los mejores paisajes costeros, hoy en día son los que garantizan que ese mismo entorno esté pasando por un continuo proceso de degradación con la consecuente pérdida de aquel valor que se intentó explotar.

Uno de los principales materiales que la naturaleza ha establecido para mantener el equilibrio costero es la arena formadora de dunas. Para que una duna exista tienen que cumplirse las siguientes condiciones:

DUNAS

 

  1. Disponibilidad de arena
  2. Disponibilidad de vientos de más de 15 km/h lo suficientemente fuertes para elevar por los aires y transportar los granos de arena.
  3. Disponibilidad de espacio

 

EQUILIBRIO DINAMICO

 

Se alternan momentos específicos de erosión con otros de construcción.

DUNA PLAYA BANCO

Dunas - Esquema ZONA LITORAL - Ecosistema y medioambiente
Dunas – Esquema ZONA LITORAL – Ecosistema y medioambiente

 

Como se forma la duna

Para que las partículas de arena puedan establecer grandes montículos es necesario un obstáculo que las retenga.

En ese sentido la vegetación juega un rol fundamental, reduciendo por fricción la velocidad del viento que transporta la arena, perdiendo la capacidad de transporte, y actuando como una trampa de arena.

Dunas y Dinamica Costera
DUNAS y ecosistema – Equilibrio Dinamico

En resumen:

La ARENA es el elemento básico que forma la estructura.

El MAR con la fuerza de sus olas transporta arena, es el que controla y administra los depósitos de arena.

El VIENTO se encarga de movilizar estos depósitos hacia el interior una vez que han salido del mar.

La VEGETACION tiene la acción fundamental de dar forma y estabilizar la arena para formar las barreras naturales costeras con las cuáles se establece el equilibrio.

Autor: Germán Cabrera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *